Accidentes de tráfico, todo lo que deberías conocer

2019-01-16T12:46:12+00:00

Cada día, miles de personas son víctimas de un accidente de tráfico o son testigos de alguno. Es una desgracia que peligra la vida de muchos conductores. Si desafortunadamente un día eres protagonista de uno de ellos, es importante que se conozcan los pasos a seguir después y las posibilidades de recuperar parte de lo que perdiste en el siniestro.

Los accidentes son uno de los principales responsables de secuelas y lesiones crónicas de muchas personas. Estos daños, a pesar de no ser materiales, pueden y deben ser recompensados con una indemnización. Pero antes de ello, es importante tramitar ciertos pasos.

Siempre que se produce un accidente vial, los afectados y las víctimas no responsables del accidente tienen derecho a reclamar una indemnización a la compañía de seguros del afectado. Si la víctima es considerada persona negligente y causante del suceso, esta perderá todo derecho a efectuar su reclamación. Se consideraría que el otro conductor hizo todo lo posible porque el accidente no se produjera y tomó las precauciones oportunas. En ese caso se declara: culpa exclusiva de la víctima.

No obstante, si se demuestra y se sentencia que las condiciones meteorológicas fueron las causantes del accidente, o que se dio algún tipo de catástrofe natural, el conductor también quedará exculpado de toda responsabilidad.

Por ello, en estos casos en los cuales no existe conductor culpable, los afectados no pueden reclamar ningún tipo de indemnización por los perjuicios. Es importante la demostración de la causa y culpa del accidente, especialmente por parte del conductor, quien será el supuesto culpable desde el primer momento hasta que se demuestra lo contrario.

Se puede dar la circunstancia también de que ambas partes hayan sido responsables del accidente o responsables de los daños, agravando los mismos. Esto sucede por ejemplo si el conductor sufre un accidente por un despiste, y resulta que el principal afectado no estaba adoptando las precauciones correspondientes, puesto que no tenía abrochado el cinturón obligatorio de seguridad. Esto no evita ni anula la indemnización, pero sí reduce su coste. (La única excepción viable sería que la victima irresponsable tenga menos de catorce años de edad, en ese caso quedaría exculpado).

Por otro lado, a muchas personas les cabe preguntarse ¿si carezco de seguro vial, tengo derecho a recibir indemnización? Pues la respuesta es afirmativa. Toda aquella persona que haya sufrido un accidente del cual no es responsable y este le haya ocasionado unos daños o perjuicios, tiene derecho a reclamar una indemnización a la compañía de seguros del vehículo responsable, a pesar de que no se disponga de uno propio.

Una vez haya sido confirmado y demostrado que tienes derecho a una indemnización, se podrá comenzar el proceso de reclamación. Lo más fácil y cómodo es llegar a formular un acuerdo con la entidad aseguradora para evitar el paso por los juzgados. En caso de que la aseguradora realice una oferta con la que la víctima no queda satisfecha, entonces se pasará el procedimiento a las vías judiciales, en cuanto la víctima interponga una demanda. Ahí, será el juzgado el encargado de determinar la indemnización más justa para cada caso.

La demanda, podrá ser dirigida tanto al conductor culpable del accidente, como a la compañía aseguradora del mismo. Sin embargo, si se desconoce la identidad del vehículo causante del accidente porque por ejemplo se ha dado a la fuga, se podrá reclamar la indemnización a el Consorcio de Compensación de Seguros que es una entidad que se hará cargo de los gastos.

Deje su comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.