Por qué deberías reclamar si tienes una hipoteca multidivisa

2019-01-11T10:31:56+00:00

En España, hoy en día, se hace muy complicado comprar una vivienda de manera inmediata, sin necesidad de recurrir a un préstamo hipotecario. Entre estos préstamos hipotecarios que millones de españoles siguen contratando actualmente (se considera que casi unos 8 millones de españoles tienen una hipoteca), existen hipotecas de diversos tipos. Por ejemplo, a tipo variable o tipo fijo, referenciadas en euros o en otro tipo de moneda… De ahí surgieron también las conocidas como “hipotecas multidivisa”.

Las hipotecas multidivisa son un tipo de préstamo el cual te consiente pagar las cuotas en una moneda diferente al euro (generalmente suelen ser en yenes, francos suizos, dólares…) En un primer momento, parecía para muchos una forma de ahorrar dinero, sin embargo, la gran mayoría de las entidades no exponían los riesgos que también suponía el contrato de este tipo de préstamos.

Para comenzar, el primer riesgo o inconveniente que se presenta es que no se tiene una cantidad fija del gasto a pagar. El valor monetario varía cada día de una manera diferente, por lo que, si la divisa extranjera aumenta su valor con respecto a la nacional, el importe a pagar será mayor y viceversa. Esto puede suponer un gran problema, por lo que se recomienda que, si optas por este tipo de hipoteca, una parte quede contratada en la divisa nacional. Esto se debe a que, si toda tu hipoteca esta contratada con alguna de estas monedas extranjeras, tu hipoteca puede llegar a salirte más costosa que si hubiese estado financiada en euros.

Por ello, es un tipo de préstamo hipotecario que está expuesto a un riesgo muy elevado. Para que se obtuvieran resultados cien por cien favorables, se necesitaría conocer muy bien los movimientos de la divisa a escoger y mantener la certeza de que el mercado se mantendrá estable. Esto es muy difícil de conseguir hoy en día en el mundo de la economía, que se encuentra continuamente variando.

Estos riesgos han sido trasladados recientemente a los tribunales, quienes ofrecían la posibilidad de reclamar estos inconvenientes, puesto que muchos consumidores se pronunciaban afirmando que la entidad en ningún momento les informó de la cara B de la contratación de una hipoteca multidivisa y que no tenían conocimiento de causa.

Los juzgados, en numerosas ocasiones, han sentenciado los casos con la obligación a las entidades financieras de devolver los pagos realizados en forma de liquidaciones negativas a los clientes que se hubiesen podido ver afectados. Además, las hipotecas volverían a estar financiadas en la divisa nacional y no en una extranjera, una vez declarada su nulidad.

La nulidad estará asegurada para aquellos consumidores que la soliciten, especialmente si se demuestra que no tenían conocimiento a cerca de los riesgos que conllevaba este tipo de préstamo. Las entidades financieras, están obligadas a comunicar a los clientes que, si las divisas extranjeras aumentan considerablemente su valor, puede provocar que los importes a pagar del préstamo hipotecario se disparen.

Si esta obligación no se cumple, es suficiente motivo para que un juzgado determine la nulidad del préstamo y condene a la entidad bancaria a devolver al cliente las cuotas pagadas indebidamente.

Deje su comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.