¿Qué son los bonos convertibles? ¿para qué sirven?

2020-07-24T22:13:33+00:00

reclamar gastos hipoteca

Entre los productos bancarios complejos encontramos los bonos convertibles. Estos bonos se incorporan en este grupo de productos. Como todo producto de inversión, requiere un alto nivel de conocimientos financieros para comprender que supone la inversión en los mismos, qué riesgos conllevan y cuándo sería recomendable la contratación de uno de ellos.

Lo primero, ¿qué son los bonos?

Los bonos son un producto financiero, un contrato, pues sencillo: una empresa necesita dinero, en lugar de pedir un préstamo, hace lo que se llama emisión de deuda.

En definitiva, son fracciones de esa deuda que se venden de modo separado, como las participaciones en los número de lotería, algo así. Igual que un préstamo los bonos tienen un plazo de duración. Pues en principio, los bonos son productos que tienen una rentabilidad estable en el tiempo, cada año te pagan unos intereses, y al final, depende del contrato, te devuelven el principal más una prima o sólo el principal.

Ahora, ¿qué son los bonos convertibles?

Pues son bonos, pero que al final del periodo de duración, el bonista (el que ha comprado los bonos a la empresa emisora), elige si recupera la inversión, o cambia el valor del bono en acciones de la compañía, de modo que deja de ser acreedor de deuda y empieza a ser socio. Este cambio supone que, mientras eres bonista tienes derecho a exigir una rentabilidad anual, mientras que si eres accionista, todo depende del resultado de la compañía. ¿Te das cuenta de lo que ha pasado? De no tener ningún riesgo para tu inversión (sin contar la quiebra de la empresa), ahora, como accionista, la rentabilidad está sometida al riesgo del resultado y decisiones de la compañía.

Cuando un cliente realiza una inversión en este tipo de bonos, comenzará a cobrar una serie de cupones cada cierto tiempo, mediante los cuales recibirá sus intereses. La entidad mediante la cual haya realizado su inversión, será la encargada de otorgarle la información a cerca de (1) cuantas acciones podrá canjear, (2) las fechas determinadas o (3) los precios por cada uno de los bonos.

¿Qué beneficio tienen las inversiones de bonos convertibles para las entidades de crédito?

Estos bonos canjeables permiten servir como medio para que las entidades financieras se capitalicen. En los bonos que las entidades emiten, pactan con los que lo comercializan una rentabilidad asegurada que por lo general suele rondar el 10%.

Entonces, ¿Cuál es el problema de los bonos convertibles?

El problema viene cuando a la hora de emitir estos bonos convertibles, las entidades no informan a los posibles inversores de que el banco no se encuentra en una situación especialmente pletórica. Los consumidores invertían en estos productos bancarios complejos, pero resulta que, al canjear sus bonos por acciones, como la entidad bancaria no presentaba una situación favorable, perdían casi tres cuartas partes de sus inversiones. Así sucedió con el Banco Popular en el año 2015, así como con otras entidades como Banco Espírito Santo, el Banco Santander, o Barclays.

A los consumidores que se podrían a ver visto afectados por la no-transparencia por parte de las entidades financieras, se les abría la puerta a interponer una reclamación judicial que les ofrecía la posibilidad de recuperar el dinero perdido que se había invertido en estos productos bancarios complejos.

 

 

 

 

Deje su comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.