¿Qué sucede si no se paga la prima del seguro de un vehículo?

2019-01-10T13:03:38+00:00

A la hora de contratar un seguro con una empresa aseguradora, el cliente es responsable de abonar lo que se conoce como <<prima>>. Una prima es el precio del seguro, o una especie de aportación económica que paga el asegurado para cubrir el coste de la transferencia por los riesgos, en un periodo de tiempo que estima la institución.

 

El artículo 76 de la Ley del Contrato del Seguro redacta la condición indispensable que da lugar a las consecuencias que pueden acaecer si no se cumple el pago de la prima de la aseguradora en un siniestro/accidente por parte del asegurado. Es importante saber que el incumplimiento de dicho pago repercute en el contrato del asegurado con la empresa aseguradora, y además establecer y analizar si el mencionado impago afecta de alguna manera en el perjudicado frente al causante del incidente. Se pueden entender estas circunstancias con un claro ejemplo.

 

TERCERA DOCTRINA JURISPRUDENCIAL TRAS LAS SENTENCIAS: 30 JUNIO Y 10 SEPTIEMBRE DE 2015

 

El aparente suceso al que hace apelación la Sentencia en la Sala Primera, con fecha 10 de septiembre del año 2015, se trata de un accidente de circulación que ocurrió en verano de 2007. En el siniestro estaba implicado un vehículo que carecía de seguro circulatorio. El Consorcio de Compensación de Seguros (CCS) fue quien se hizo responsable de la indemnización de los daños de los afectados que se encontraban en el vehículo no causante del accidente. El otro vehículo responsable del accidente mantenía un contrato asegurador con la empresa denominada <<Seguros Bilbao>>. Se había suscrito a finales de abril del año en el que tuvo lugar el siniestro, y no se había cobrado aún el pago de la primera prima. El accidente tuvo lugar antes de que el pago de la misma fuera cubierto.

 

El Consorcio de Compensación de seguros recurrió en contra de la compañía Seguros Bilbao, alegando que, aunque el accidente fue antes del abono de la primera prima, la empresa debe hacerse responsable de las indemnizaciones previamente pagadas. La aseguradora se opuso y se negó a dicha acción iniciada por el Consorcio justificándose en que la prima no había sido cobrada y que había sido comunicado al FIVA. Además, justifica que la póliza del seguro fue dada de baja a principios de junio del año 2007.

El caso se terminó resolviendo, obligando a la compañía de seguros de abonar al Consorcio de Compensación de seguros aquellas indemnizaciones que había reembolsado previamente.  Para que la entidad aseguradora quedara libre de esta obligación que imponía la sentencia, se requiere de algún tipo de prueba o documento que acredite que el cliente fue debidamente informado por parte de la compañía, sobre la resolución del contrato y que se permita ver que el tomador del seguro recibió dicha información.

Deje su comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.