Solicita tu indemnización tras un accidente de tráfico

2019-01-16T12:49:35+00:00

reclamar gastos hipotecaCada día miles de personas desafortunadamente son víctimas de un accidente de tráfico. La mayoría de ellas tienen el derecho a recibir una indemnización por los daños causados, pero no todo el mundo recibe la misma. No obstante, en ocasiones los afectados reciben menos del importe que le correspondería por no haber realizado de manera correcta los requisitos necesarios para reclamarla. Por ello, es importante estar informado y bien asesorado para, si un día te pasa, puedas recibir la compensación que te corresponde.

Lo primero tras haber colisionado el vehículo contra otro, o después de cualquier tipo de accidente que se haya dado en la vía de circulación, es realizar el parte amistoso por parte de los implicados. Además, se debe contactar con las autoridades y los servicios de urgencias en caso de ser necesario. Si el parte amistoso no se realizó, la policía o la guardia civil serán los encargados de buscar testigos del siniestro y dar parte del atestado.

Posteriormente, es recomendable que lo primero que se haga tras sufrir un accidente es acudir al hospital(urgencias preferiblemente) para que nos realicen un informe de lesiones. Esto es bastante importante, ya que puede ser determinante a la hora de establecer la indemnización. Especialmente en los accidentes más leves, ya que las compañías aseguradoras tienen más facilidad para evadir el pago de la indemnización.

Además, esto te sirve también para percatarte de que no tienes ningún daño mayor, ya que es posible que tengas lesiones que no se noten a simple vista, si no que surjan con el paso de los días y de las horas (por ejemplo, una lesión dorsal o cervical).

Una vez esté establecido el informe médico, podremos pasar al siguiente paso que consistirá en solicitar la baja laboral. Esta se nos concederá si las lesiones no nos permiten realizar nuestro empleo de forma normal, o si nuestras lesiones requieren un tiempo de recuperación y rehabilitación. Gracias a la baja, podremos recibir una cuota por parte de la compañía de seguros por cada día que no podamos hacer nuestra vida cotidiana (según la normativa, la cuota constará de 58,41 €/día). Si la víctima no trabaja o se encuentra desempleada, debe solicitar la baja igualmente ya que influye de casi la misma manera en su indemnización.

A continuación, se iniciará el proceso de recuperación de las lesiones y agravantes. Este proceso se guiará conforme a las indicaciones que el médico haya considerado en función a su informe. Deberemos permanecer en rehabilitación hasta que las lesiones se hayan reducido considerablemente y se pueda estipular y ha quedado algún tipo de secuela.

Una vez las lesiones hayan quedado aclaradas, podrás iniciar con calma el paso más importante: reclamar tu indemnización por accidente de tráfico. Es importante que cuentes con la ayuda de buenos profesionales especialistas en el tema que te asesoren para obtener los mejores resultados. Tu abogado se encargará de tramitar la reclamación a la compañía de seguros del vehículo culpable del accidente, para que esta presente una oferta. En caso de que la oferta no cumpla las expectativas que tu consideras que debes recibir, se iniciará el proceso por vías judiciales interponiendo una demanda, al otro conductor o a la empresa aseguradora.

Deje su comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.